Ayuda a las Hermanas Cistercienses del Monasterio de San Clemente de Toledo

Ayuda a las Hermanas Cistercienses de Toledo

El Monasterio de San Clemente de Toledo es uno de los más antiguos de la ciudad.

Desde el siglo XII se mantiene vivo gracias a las Hermanas Cistercienses. Actualmente sufren distintos problemas y necesitan urgentemente ayuda externa para su sostenimiento.

 

Hermana cisterciense del Monasterio de San Clemente de Toledo

Hermana cisterciense del Monasterio de San Clemente de Toledo

La hermana muestra los problemas de humedad del convento

La hermana muestra los problemas de humedad del convento

La hermana muestra los problemas de humedad del convento

La hermana muestra los problemas de humedad del convento

El Monasterio de San Clemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural por los muchos elementos que componen su valor artístico

El Monasterio de San Clemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural por los muchos elementos que componen su valor artístico

El Monasterio de San Clemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural por los muchos elementos que componen su valor artístico

El Monasterio de San Clemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural por los muchos elementos que componen su valor artístico

Humedades en el Monasterio de San Clemente de Toledo

Por una parte su monasterio tiene problemas serios de humedades. La acumulación de agua en las paredes afecta principalmente a las zonas que quedan a la altura de la calle, que está ocasionando la pérdida de las pinturas de los muros y el desprendimiento de azulejos.
El Monasterio de San Clemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural por los muchos elementos que componen su valor artístico. Cuenta con una hornacina con pinturas mozárabes del siglo XII -XIII que fueron recientemente descubiertas en la sala capitular.

Para seguir elaborando mazapán

A estos problemas se une gastos extraordinarios por la reparación de una máquina amasadora para elaborar el mazapán por el que son famosas y cuyas ventas les ayuda a vivir de su trabajo.
Se le considera como la cuna del mazapán. Según cuenta la tradición, a raíz de una gran hambruna que hubo en 1213 por falta de trigo, dentro del monasterio las Hermanas decidieron utilizar las almendras que tenían para elaborar una especie de masa de pan mazando las almendras y darlo a los pobres. Así surgió el mazapán.
Por todo ello, necesitan nuestra ayuda de forma urgente. Te animamos pues a enviarles tu donativo a través del apartado web de nuestra Fundación. Es importante indicar en la casilla “comentario” que la ayuda va para las Hermanas Cistercienses de Toledo. Ellas recibirán el 100% de tu donación.Y si tienes alguna duda o pregunta, escríbenos a info@declausura.org

Quiero hacer un Donativo para las Hermanas Cistercienses de Toledo

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *