Monasterio Santa Marta, Córdoba (Córdoba)

Ver mapa (Pulsa para desplegar el mapa)

Su interior cuenta con un bello arco angrelado, decorado ricamente por ambos lados. El arco permite el acceso al claustro desde la galería, del siglo XV. Conserva tres pequeñas imágenes marianas de estética hispano-flamenca, fechadas en el siglo XV. Cuenta con un retablo mayor, obra del escultor Andrés Ocampo y el pintor Baltasar del Águila, de finales del siglo XVI. El techo de la iglesia está formado por bóvedas de crucería. Todo el complejo se cierra con un muro ciego de altura mínima. A comienzos del siglo XVI se terminó la iglesia, que posee una magnífica portada que constituye un ejemplo del denominado gótico humanista, realizada por el maestro arquitecto Hernán Ruiz I (el Viejo) en 1505.

Dirección:

Calle Santa Marta, 10, 14001 Córdoba, España

Teléfono:

+34 957 47 46 89
El monasterio no tiene un enlace a su web
El monasterio no tiene dirección de correo electrónico

Hospedería:

Hospedería reservada para familiares de la comunidad y religiosos de paso. Dispone de 9 habitaciones distribuidas de la siguiente forma: Planta baja: 2 habitaciones individuales. Planta alta: 3 habitaciones individuales y 4 dobles. Cada habitación cuenta con las camas, mesilla de noche, ropero y lugares de asiento, así como cuarto de baño completo e independiente. Hay zonas comunes donde poder estar (salón, patio y azotea) . Además cuenta con un planchador en la planta alta.

Horario de Visitas:

Visitas: De 9:30 a 13:00 y de 17:00 a 19:00 MISAS:
  • Laborables: 08:30
  • Festivos: 08:30 y 13:00

Como ocurre con otros conventos de clausura cordobeses, el origen del monasterio de Santa Marta está en un beaterio, es decir en un grupo de mujeres que hacen vida en común, dedicadas a la oración, pero sin regla monástica, ni regulación canónica.

Este beaterio se estableció en las casas conocidas como Corral de los Cárdenas, donado por su propietaria, doña Catalina López de Morales en 1455. El Papa Paulo II, por bula dada en 16 de septiembre de 1464 accede a que el beaterio se convierta en monasterio de jerónimas. Las obras de adaptación del Corral de los Cárdenas para iglesia y convento empezaron en 1461. El edificio era colindante a la casa del Agua, y sobre este patrimonio primitivo va surgiendo el monasterio que ha llegado a nuestros días.

Situado en la calle Santa Marta su iglesia corresponde al estilo Reyes Católicos característico por su planta cuadrangular de una sola nave cubierta por bóvedas de crucería, destacando el retablo mayor realizado en el año 1582.

Llamada también iglesia del Cinamomo, por un árbol de igual nombre que hay cerca de ella, el convento surgió a partir de un beaterío del siglo XV estableciéndose la casa llamada Corral de los Cárdenas, a la que posteriormente se añadió la Casa del Agua, un palacio mudéjar perteneciente a Doña María Carrillo (siglo XV-XVI).

El inmueble, compuesto por 5 patios principales y 4 menores, pertenece al obispado de Córdoba.