EnglishFrançaisDeutschItalianoPolskiPortuguêsEspañol

Una atemperadora de chocolate

Convento de Santa Clara de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real)

Las hermanas Clarisas de Villarrubia de los Ojos, en Ciudad Real, ponen en práctica lo que Santa Clara solicitó a sus hijas en el XIII:

«Ocúpense en un trabajo humilde y no apaguen el espíritu de oración».

Santa Clara

En su convento elaboran con oración y trabajo exquisitos dulces y chocolates artesanos. Han actualizado recetas atesoradas durante siglos y producen dulces, como las lunas de chocolate, que tenemos a la venta en la tienda de la Fundación DeClausura.

Con la idea de agilizar su trabajo en el obrador y de aumentar su producción, las seis hermanas Clarisas que componen esta comunidad necesitan ahora comprar una atemperadora de chocolate. La Madre Cristina, superiora de la comunidad, explica que esta máquina les permitirá en poco tiempo bañar de chocolate sus galletas y bizcochos. Hasta ahora realizaban a mano este trabajo de atemperar el chocolate y bañar sus pastas. Se trata pues de una inversión para ahorrar tiempos y esfuerzos, y aumentar su producción de lunas, espirales y lingotes de chocolate, sus dulces más demandados.

atemperadora de chocolate para las Clarisas de Villarrubia de los Ojos

Las hermanas Clarisas de Villarrubia de los Ojos han solicitado ayuda a Fundación DeClausura para sufragar parte de los gastos de esta máquina tan necesaria para su obrador. Su presupuesto supera los 18.000 euros. La Fundación tiene como objetivo recaudar 7.500 euros para contribuir al sostenimiento de esta comunidad monástica que seguirá llevando una vida de oración y trabajo.

Así trabaja la máquina atemperadora de chocolate que necesitan las Clarisas.