LA ORACIÓN

La contemplación es mirada de fe, fijada en Jesús. “Yo lo miro y él me mira“, decía, en tiempos de su santo cura, un campesino de Ars que oraba ante el Sagrario.

Ten presente que junto a la oración vocal y a la meditación, la oración contemplativa es una de las tres grandes clases de oración cristiana.

La oración contemplativa es un medio privilegiado para llegar a un conocimiento íntimo y experimental de Jesucristo que acrecienta y fortalece el amor a Él. Es, como dice el Catecismo, la expresión sencilla del misterio de la oración (Cf Catecismo de la Iglesia Católica 2713).

Es la oración de los grandes santos, verdaderos maestros de la unión con Dios: San Ignacio de Loyola, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, Santa Catalina de Siena, San Francisco de Asís, etc.

Es un tipo de oración que, precisamente por su simplicidad, está al alcance de todo el mundo, independientemente de su temperamento o de su mayor o menor capacidad intelectual. Es aquella en la que resulta más fácil iniciarse con verdadero fruto, sin rutina.

Aquí encontrarás oraciones de religiosos y religiosas contemplativas para cada momento de tu vida.

Oración de Santa Teresa
Oración Santo Domingo
San Juan Oración
Santa Teresa 2